Del día que me decidí (otra vez) a bajar de peso

¡Buenas tardes! Como saben siempre he estado en mi lucha por ser una persona sana y sin sobrepeso. La lucha empezó hace más de 20 años, de niña fui flaca pero justo en la adolescencia empecé a engordar y justo cuando empecé mi servicio social a los 20 años empecé a engordar aún más. Llevo todo este tiempo haciendo de todo para bajar de peso, hasta cuidar mi alimentación y hacer ejercicio. He hecho todas las dietas, TODAS, vegetarianas, carnívoras, bajas en carbohidratos, altas en carbohidratos, keto, no keto, balanceadas, todas. Hasta medicamentos para acelerar el metabolismo (supervisados por médicos) he tomado. He hecho también ejercicio, empecé con pilates, elíptica, bicicleta estática, box, natación, he bailado, nadado, caminar/trotar, he hecho dos maratones y más de 12 medios maratones. He ido con médicos expertos en nutrición, nutriólogos, médicos generales, neurólogos, psiquiatras y endocrinólogos.

Diciembre 2019

Cómo verán no me he quedado sentada esperando bajar de peso, incluso desde hace 20 años empecé a considerar la cirugía bariátrica pero como soy un poco terca y obstinada pues decidí que esa era la solución fácil y a mi no me gusta el camino fácil.

Pero bueno, es de sabios cambiar de opinión y reevaluar, un día de diciembre del 2019 decidí que no quería seguir siendo gorda, que ya había probado todo y nada me había funcionado permanentemente y que era momento dejar de ser terca y probar nuevos caminos, ya sabía que mi metabolismo era muuuuuy lento y también le estaba invirtiendo mucha energía mental. Eso fue a mediados de mes, hablé con mi endocrinóloga sobre hacerme la manga gástrica y me dijo que estaba loca (así nos llevamos ya), pero que si era lo que yo quería que adelante, pero que ella creía que si ya había bajado 50 kg una vez lo podía volver a hacer, en este entonces de 50 kg que había bajado ya había recuperado 40, pesaba 122 kg, mi máximo habían sido 134 kg, lo único que me pidió la endocrinóloga fue que lo platicara con mi psiquiatra y si él lo aprobaba pues que le diera para adelante.

Con mi psiquiatra tenía cita hasta el 10 de enero, ese día hablé con él y me dijo que si, que era lo mejor que podía hacer por mi, al siguiente día hice cita con tres diferentes cirujanos, todos recomendados. Cuando salí de con el primero yo ya estaba decidida a operarme con él, pero tenía que ver los otros dos, veía que todo mundo salía del consultorio ya con fecha de cirugía y como soy muy desesperada yo también ya quería, pero si fui con los otros dos, todos me convencían por igual, pero uno siempre hará clic con el médico con el que tiene cosas en común, aparte este médico hacía la cirugía por el ombligo y no rompía músculos, saliendo de con el tercer cirujano yo ya me había decidido por el primero, al siguiente día hablé para separar fecha y empecé mi dieta para poderme operar y a hacerme todos los estudios que me tenía que hacer para poder operarme, que como siempre salieron perfectos.

Empecé la dieta preoperatoria con 118 kg y a la cirugía con 114.1 , ahorita peso 75 kg, o sea que ya llevo 43 kg menos desde que empecé con esto.

La cirugía fue el 30 de enero, justo hace un año. Fue muy fácil (claro, yo estaba dormida), la recuperación fue muy fácil para mí, nunca me dolió nada, siempre me tomé mis medicamentos como me los indicaron, siempre he tomado mis vitaminas, biotina y colágeno. No sufrí (mucho) con la comida, solo al principio vomitaba en ocasiones que empezaba a comer muy rápido pero poco a poco me fui acostumbrando. Lo único por lo que si sufro un poco es por la variedad, no que no pueda comer de todo, simplemente no puedo comer de todo al mismo tiempo, tengo que elegir bien lo que me llevo a la boca, ver que sea comida nutritiva porque ahora como muchísimo menos pero hasta ahora todo lo que como me cae bien, mis análisis médicos salen perfectos, sin signos de anemia o alguna deficiencia. Por cierto, al final por mis antecedentes de peso, hipotiroidismo, resistencia a la insulina y demás nos decidimos por bypass gástrico.

El cirujano me mandó a hacer ejercicio desde el día 1, la verdad es que al principio casi no hice, menos con pandemia y con el marido enfermo pues menos aún. Lo que si es que yo al mes ya había ido a Chipinque y había caminado 9 km en Fundidora. Luego le aflojé al ejercicio y lo hice en forma intermitente, en noviembre 9 meses después de la cirugía fue cuando empecé a aplicarme nuevamente y fue cuando empecé a ver más rápido los resultados, el ejercicio que más me resultó fue ir a caminar todos los días en mis lomas.

Y pues así voy, si quieren preguntarme algo, si se quieren operar o tienen alguna duda aquí estoy.

Levanten la mano si leyeron toda la historia.

Muchísimas gracias a todos los que me han apoyado en este camino, mi marido sobre todo que siempre me ha apoyado (y que soltó su tarjeta para los meses sin intereses), mi hermana y sobrina, mi familia, amigos, Esteban que me ha asesorado sobre alimentación, Julián, que más que mi entrenador ha sido amigo y soporte, mi psiquiatra, endocrinóloga. Los que me echan porras todos los días cuando subo mis entrenamientos. ¡Gracias a todos!

El médico con el que me operé se llama Julio Gallardo y lo recomiendo ampliamente.

Negada a cocinar

Estoy en una etapa que me niego a cocinar, ¿será el calor? Pues bueno, hoy salió este platillo ya que como yo sola.

  • Salsa verde casera
  • Chicharrón de puerco bokados
  • 2 huevos
  • 1/4 aguacate

Puse a hervir la salsa, agregué el chicharrón medio troceado y cuando se suavizó le agregue los dos huevos, esperé que se cocieran.

Serví en un plato y agregué aguacate.

 

 

Deliiiiii!!!

De vuelta

¡Hola! Ya regresé… regresé porque necesito poner en orden mis ideas. Después de haber bajado 50 kg y haber hecho (no corrido, caminé mucha parte del trayecto) dos maratones caí en una profunda crisis depresiva, perdí mi trabajo gracias a eso y dejé otro trabajo también gracias a eso.

Pero no se trata de dar lástima, se trata de empezar de nuevo, después de tres psiquiatras y una psicóloga siento que ya voy saliendo del bache, empiezo nuevamente a bajar de peso, de los 50 que bajé recuperé casi 40 kg, pero aquí estoy, como siempre, tratando de sacar la cabeza del agua.

Y vamos de nuevo…

La imagen puede contener: Luisa Enríquez, exterior

¿Ustedes cómo están?

Yo corro por Ingenium

He emigrado hacia FB es más fácil por allá, allá los espero.

Luisa Enríquez – Yo Corro por Ingenium

Cuando uno trabaja por lo que quiere.

He bajado 50 kg muy lentamente, pero tengo una piel delgadita que no soporta nada bien los cambios de peso. En ambas fotos peso exactamente lo mismo. La diferencia que en la segunda ya estoy operada de los brazos. Me hice una braquioplastia bilateral.

La herida va desde la axila hasta el codo, la verdad no fue nada fácil, no es una cirugía dolorosa pero si es muy molesta, sobretodo en la axila. Los primeros días no puedes levantar los brazos y ocupas ayuda para casi todo. Yo me tomé casi dos semanas de vacaciones aunque una semana más hubiera estado genial. Los primeros días ocupaba ayuda hasta para bañarme y vestirme. Nunca pude verme las heridas hasta que estuvieron cerradas, me daba pánico. Los puntos me los quitaron a las dos semanas.

Lo malo fue que tuve que dejar de hacer ejercicio pero ya estoy retomando otra vez.

La foto de la derecha es el primer día que no use las mangas de compresión, los primeros tres meses las mangas son obligatorias, solo me las quitaba para bañarme, ahora me las puedo quitar en ocasiones especiales.

Mi cirugía duró casi 6 horas y el mismo día me fui a mi casa. Los primeros días me quise hacer la valiente y hacer como que no pasaba nada y anduve en la calle, después mi cuerpo protestó y me la pasaba viendo TV o acostada, en ese inter conseguí nuevas amigas, de las que luego les platicaré. El bañarme era un suplicio porque no quería ni tocar ni ver las heridas, les tenía pánico, incluso la primera vez que me bañe estuve a punto de desmayarme, no sé si fue por la impresión de las heridas o porque quedé débil de la cirugía, lo que sí puedo decir es que disfruté muchísimo los días en cama, estaba muy cansada ya después del maratón.

Poco a poco he ido sintiéndome “normal”, después de dos meses de cirugía empecé a trotar y poco a poco he ido aumentando actividad, traté de regresar al gimnasio pero los brazos me dijeron que aún no era tiempo así que lo aplacé, ahora estoy haciendo algunos ejercicios de fuerza pero en mi casa y así voy.

¡Estoy muy contenta con mis resultados! J

Y si no se acuerdan como eran mis brazos y la razón por la que me operé, pues así eran. De hecho ACÁ ya se los había mostrado. Y pues era uno de mis propósitos del año pasado.

Y no me arrepiento de la cirugía, sí me la volvería a hacer (aunque al principio dijera que no).

Resultados PaleoSOP

¡Hola! ¿Se acuerdan que iba a hacer el reto PaleoSOP?

Estoy un poco desanimada, sólo bajé un par de kilos y los bajé en la primera semana, las demás semanas ya no bajé nada. Eso sí, mis medidas si han bajado. A mí me gusta correr (aunque en realidad camino/troto) y es muy importante para mi pesar menos, piensen que cada kilo menos que pese es un minuto menos en 10K. De cualquier forma no me he ejercitado como debería en diciembre tuve una braquioplastia bilateral (o sea, me quité la piel extra de los brazos) y aún me duelen, sobre todo los días que me muevo más.

Aquí mi recuento

Medidas Iniciales

  • Peso: 89.2 kg
  • Pecho – 102 cm
  • Cadera – 128 cm
  • Cintura – 100 cm

Medidas Finales

  • Peso: 87.1 kg
  • Pecho – 99 cm
  • Cadera – 121 cm
  • Cintura – 96 cm

Por lo demás, no noto mejoría ni en la energía aunque un poco en la piel sí.

Les dejo mi dieta base que a mí no me ha funcionado pero existe mucha gente a la que sí.

  • Desayuno: Huevo con chorizo o tocino o carne seca + salsa o a la mexicana + ¼ aguacate + 1 mandarina o naranja
  • Comida: Carne + Verduras + ¼ aguacate
  • Cena: Carne + Verduras + ¼ aguacate

Entre comidas a veces comía nueces, un puño distribuido en todo el día.

Y pues bueno, aquí está la foto de la primera carrera de 10K que hice después de la cirugía.

¡Bonito día!

Si lo publico, existe.

Cuando empecé a manejar a veces le pegaba a mi carro cuando subía por el estacionamiento de donde trabajaba, mis amigas se reían de mí cuando les decía que no me fijaba si le había pasado algo al coche, prefería quedarme en la ignorancia, y pues les decía que funcionaba, nunca tenía golpes, claro, lo que pegaba era la llanta.

Así muchas veces trato de ignorar que estoy aumentando de peso evitando subirme a la báscula, pero desgraciadamente eso no funciona, si no me peso, aumento, aumento y aumento.

Así que es hora de dejar de ignorar a la báscula y ahora sí empezar en serio. Ya fueron dos meses de pausa en cuanto al ejercicio y la buena alimentación, claro, no todo ha sido comer porquerias pero si me he dado muchos gustos.

Mañana empiezo el Reto PaleoSop que dura 30 días, ya les iré platicando de que se trata pero si quieren ir viéndolo en la liga está explicado todo.

Mañana toca pesarse y medirse, dice que hay que hacerlo solo al principio y al final pero yo lo haré cada semana porque es lo que a mí me funciona, quizá también agregué otras medidas que son las que me interesan a mi.

Y pues bueno, con este puerquecito empezamos el reto. 

 
Deséenme suerte! 
  

Cinco meses de diferencia

Esto pasa cuando

  • Entrenas para un maratón (42.195 km)
  • Haces dieta estricta desde el 29 de junio.
  • Vas al gimnasio tres veces por semana.

Después de la foto de junio aumente 6 kg y me asusté, no quería volver a pasar de los 100 kg, y me súper aplique y pues ya estaba inscrita para el maratón así que empecé el entrenamiento y en el gimnasio me dieron mi dieta especial.

Esos son los resultados en 5 meses, son casi 15 kg menos.
La primera foto es de junio, de cuando fui al 21K Coahuila, la segunda foto es de este domingo cuando fui al 21K Nuevo León.

  
Voy bien, voy bien… ¡Cuestión de no rajarse!
¡Un abrazo!

No he desistido

¡Buenos días! No he desistido, sigo en la lucha constante. Actualmente estoy entrenando para el Maratón Powerade Monterrey, enfocada a perder la mayor cantidad de kilos posibles para ese gran día.

Foto de la izquierda: Diciembre 2007 – 134.5 kg

Foto de la derecha: Octubre 2015 – 85.6 kg.

Para el maratón quiero perder otros tres kilos al menos.

¡Beso y abrazo!

Concursando en Big Challenge

¡Buenas tardes! Ya se que me tardé mucho en aparecer pero prometo venir pronto a actualizarlos de mis avances.

Les cuento que en el gimnasio al que voy está haciendo un concurso, el que gane se gana tres meses de gimnasio. Yo quiero ganar, pero quiero ganar para aportar un poco más a la causa que estoy apoyando como Corredora de Valor del Maratón Powerade Monterrey, ya ven que como propósito de año nuevo tengo el hacer un maratón.La institución que estoy apoyando se llama Ingenium, Educación en Salud Mental. Si gano yo donaría $1,500 extras a lo que logre recaudar con la venta de kilómetros que estoy haciendo.

.

Pues bien, si me pueden apoyar con sus likes en la página del gimnasio y otro like en el video les estaré muy agradecida. Y si gustan dejar un mensaje de aliento en el video se los voy a agradecer aún más.

¡¡¡¡Muchísimas gracías!!!!

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: